Reciente

Prácticas de asociatividad en los pequeños comerciantes de avenida república y calle Chillán, sector Rahue Bajo: rescate de la memoria

El

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El sector de Rahue Bajo, ha convivido durante gran parte de su configuración urbanística, demográfica y cultural en torno a elementos que le proporcionan un carácter particular. Estos mismos bajo parámetros tales como la inmigración, mestizaje, marginalidad y pobreza.  Estos mismos entregan un interés en investigar este sector, con el objetivo de conocer y comprender sus dinámicas cotidianas de los sujetos que habitan esta misma.

A raíz de lo anterior,  surgen fenómenos que se hacen imperativos  indagar,  con la proyección de visibilizar a los habitantes del sector comprendido, entendiendo sus procesos humanos y sociales. Para efectos de esta investigación, se estudiará a los comerciantes ubicados en el eje República y calle Chillán dentro del sector de Rahue Bajo. Este tema se abordará a través del rescate de la memoria de los mismos sujetos. En términos metodológicos,  se propone el diálogo con los mismos actores como vía para el rescate de la memoria.

El marco temporal de este estudio, se circunscribe durante última década del siglo XX y comienzos de siglo XXI. La justificación para encuadrar este tema en este marco temporal surge por los diversos cambios que se van suscitando tanto en el ámbito urbanístico, social y cultural.

A modo de aclaración, se deben entregar algunos lineamientos en torno al concepto de comercio local[1].  Blanca Mirna Benavides y Daniel Flores (2000) entregan orientaciones que se aproximan al sujeto de estudio de esta investigación.

“Tienen como finalidad, no sólo el consumo sino también generar excedente para invertir y crecer; sin embargo, sus ingresos alcanzan apenas para cubrir costos y un        escaso ahorro; su dinámica de funcionamiento es estable a          través del ciclo           anual; cuenta con un local fijo para sus negocios en el hogar o vivienda del/a             empresario/a; posee algún capital y equipos obsoletos aunque creativamente     adaptados; concentra su actividad en la distribución de bienes y servicios; cuenta    con alguna infraestructura para la producción o los servicios aunque todavía        mínima; sus insumos y productos provienen y se dirigen también a  mercados             locales”. (p.10).

Dentro del marco de las normativas del Servicio de Impuestos Internos (s.f), entrega algunas orientaciones[2] respecto a la figura legal y tributaria de los sujetos de estudio.

“Microempresa Familiar es una empresa que pertenece a una o más personas          naturales que realizan sus actividades empresariales en la casa habitación en que        residen. Las labores profesionales, oficios, comercio, pequeñas industrias o talleres,           artesanía o cualquier otra actividad lícita que se realizan en ese domicilio son       entonces, de prestación de servicios o de producción de bienes” (p.1)

Configuración temporal y espacial  del eje República y calle Chillán.

Para comenzar con este escrito analítico, se deben elaborar interrogantes que orienten el tránsito de esta misma para aproximar una mejor orientación y comprensión. La primera interrogante se plantea de la siguiente forma: ¿Cómo explicar este proceso en término de la temporalidad y espacialidad?

A modo de posible respuesta, es preciso señalar  que para explicar holísticamente este proceso, primeramente es posible visualizar el origen histórico de este territorio desde una mirada  general, partiendo por su origen urbanístico, ya que el sector de Rahue Bajo presenta una estrecha relación con la ciudad de Osorno. Gabriel Peralta (1991), sintetiza la idea anterior en el siguiente párrafo.

“En el caso especifico de Rahue, vemos que la atracción del área urbana es tan fuerte       que incluso llegó a conformar una población urbana propia, pero que se encontró en    continuo contacto con el radio urbano central; incluso nos atrevemos a decir, que    resulta ser una prolongación  natural del crecimiento urbano hacia el sector poniente          de rio Rahue. (p.95)

A partir de las primeras décadas del siglo XX, comienza a manifestarse una consolidación urbanística de la población de Rahue, empujado por una fuerte migración campo ciudad motivado por el auge económico e industrial de la ciudad de Osorno.

Angulo y Weibel (2013), complementan espacialmente la idea anterior en la siguiente cita.

Por su parte, la ciudad también crece hacia el poniente, al consolidarse el sector habitacional de Rahue,  al poniente del río del mismo nombre. El sector –         que      inicialmente depende de la comuna de riachuelo y se constituye en comuna a          inicios de los años 20, para anexarse posteriormente, en 1927, a la ciudad de Osorno – expande hacia el poniente el crecimiento del eje transversal. (Angulo y Weibel, 2013, p.6).

Junto con lo anterior, los autores  complementan que durante este mismo siglo, esta expansión comercial permea en el eje República, configurando una matriz nuclear que otorga una particularidad.

Si  el    eje Mackenna había surgido como eminentemente residencial, la variante Lynch – Ramírez, vía paralela hacia el norte, concentrará una actividad  más        comercial.  Dicha concentración se prolongara también por el poniente, más allá         del       río Rahue, en la calle República. (Angulo y Weibel, 2013, p.6).

Entonces, Osorno, y en consonancia el sector de Rahue Bajo ha progresado su ritmo de expansión en un sentido transversal, otorgando un carácter particular en su conformación. Angulo y Weibel concluyen lo anterior en el párrafo que se presenta a continuación.

De tal forma, el crecimiento de la ciudad de Osorno, siguiendo la geomorfología del       lugar fundacional y también sintonizando con su histórica condición de nodo, situada en un corredor a escala bi oceánica, se ha realizado tensionando la forma          urbana hacia la transversalidad. Desde sus orígenes y hasta la primera mitad del          siglo XX, el desarrollo y función de todas las situaciones urbanas paralelas recién            expuestas”.  (Angulo y Weibel, 2013, p.7).

Ahora bien, este proceso primeramente comercial, toma otro cariz esencialmente cultural y social. Cabe resaltar que antiguamente este territorio estaba habitado por  los pueblos mapuche/huilliche, desde ahí es que se puede inferir resabios culturales  en el transitar transversalmente este territorio.

Desde la subjetividad y cosmovisión de lo mapuche, el Puelmapu es también un espacio con un alto contenido ritual y con profundos significados que, en general,       se podrían calificar como positivos o benéficos. Es un lugar que, además de su uso         y ocupación material, remite a elementos de contenido mítico representados,             incluso, hasta hoy, a través tanto de un conjunto de símbolos y rituales como por             medio de un lenguaje y una nomenclatura específica. El oriente, para los   mapuches,       no es solo un territorio o un espacio geográfico en términos concretos, también tiene significados por sobre la materialidad ecológica; es parte       de lo que             podríamos denominar un espacio o geografía ritual”. (Bello, 2011, p. 209)

En síntesis, es posible inferir que esta configuración transversal del territorio de estudio manifiesta esta particularidad, desde un ámbito cultural y demográfico es posible concatenar ambas ideas, dado que el sector de Rahue Bajo la población originaria es resultado de un proceso migratorio campo-ciudad.

Funcionalidad del territorio 

Para comprender este fenómeno territorialmente desde su funcionalidad, es posible aseverar, según el PLADECO (2013),  diagnostica este sector en términos económicos de la siguiente forma: “Tal y como se observó a nivel comunal, en Rahue también la mayor parte de la      población se dedica principalmente al sector terciario de la economía relacionado con el comercio y los servicios” (p. 131).

En función de lo anterior,  la actividad comercial se encuentra en un proceso de tensión, por un lado se aprecia la llegada de los grandes comercios minoristas, expresados en grandes cadenas de retail de expansión nacional. En contraparte, los comerciantes locales se han visto afectados en su volumen de ventas, en donde los efectos van desde el cierre definitivo de algunos negocios, hasta la mutación de otros en pos de mantener sus ganancias o sobrevivir ante la vorágine neoliberal impuesta. Dentro de este escenario de tensión, existe un correlato con lo anterior en la manifestación de elementos subjetivos tales como lazos de asociatividad, parentesco y reciprocidad. Estos mismos se mantienen.

Ordenamiento territorial y sus efectos en el sector de estudio 

En este acápite, comenzará por la siguiente interrogante: ¿Qué implicancias tiene y tendrá el ordenamiento territorial en el fenómeno estudiado?

Para responder esta interrogante, es preciso remitirse al  Plan de Gobierno para la Región de Los Lagos (2014). Este conjunto de propuestas proponen medidas para mejorar la calidad de vida en una proyección hasta el año 2018. En lo particular, existe un proyecto de “mejoramiento de la Avenida República” (Plan Regional Los Lagos, 2014, p.40) con un coste de $ 4.300 millones de pesos. Lo cual se puede inferir en un gran cambio en el paisaje urbanístico,  y en que podría afectar en distintas maneras a los comerciantes locales de este mismo eje vial.

Claramente estas propuestas de intervención urbanísticas presentan una dinámica de implementación vertical, en concordancia con los anteriores planes de las décadas pasadas, con un prisma descontextualizado y no acorde al rescate del patrimonio rahuino.

Proyecciones

A modo de cierre, es posible proyectar un panorama ciertamente claro respecto a la mantención del comercio local del sector de estudio. Se puede inferir una progresiva mutación del comercio local ante la consolidación y expansión de los centros comerciales y de servicios. Este mismo proceso se expresa en torno a dos vías, la primera desde un proceso de acomodación a las nuevas dinámicas económicas que permean los procesos sociales y culturales de los habitantes. Por otra parte,  se aprecia  un proceso de cierre y desaparición de algunos comercio locales, debido ante la imposibilidad de mantener su volumen de ventas de forma sostenida, pérdida de clientes ante la competencia de los grandes comercios e imposibilidad de heredar a sus descendientes sus negocios.

“Promover una institucionalidad que facilite e incentive el intercambio de los       agentes productivos, propiciando encadenamientos productivos, la          asociatividad e innovación”. P.36

Sumado a lo anterior,  la implementación de nuevas obras urbanísticas  plantean un escenario de  interrogantes sobre el destino de los comerciantes, valorizando a estos mismos como parte de un patrimonio vivo se gran importancia para el sector de Rahue Bajo.

 

Referencias

Benavides, B. y Flores, D. (2000) Microempresa y microcomercio en el municipio de Soyapango.  Recuperado de  www.repo.funde.org/336/

Peralta, G. (1991) Historia Económica y urbana de Osorno. Osorno: Editorial Impresur.

Weibel, Hugo y Angulo, Andrés (2013). Transversalidad continental. Osorno, espacio urbano en tensión. Revista de la Asociación Chileno-Argentina de Estudios Históricos e Integración Cultural, Volumen 18 Número 1.121-127.

Bello, Alvaro (2011) Nampulkafe. El viaje de los mapuches de la Araucanía a las pampas argentinas. Temuco: Editorial Universidad Católica de Temuco.

PLADECO (2013). Diagnóstico PLADECO 2013 – 2017, Actualización Plan de Desarrollo Comunal para la I. Municipalidad de Osorno 2013-2017. Recuperado de: http://www.imo.cl/sistemas/transparencia_2/archivos/42831_documentacion_diagnostico%20pladeco%20osorno%20-%20vfinal%2019.04.13.pdf

Brieva, Amador (1991).  Ley general de Urbanismo y construcción, Santiago; artículo 34. Recuperado de http://www.conama.cl/nuestra_institucion/areas_de_trabajos/u_rrnn/8.htm

Gobierno Regional de Los Lagos (2014). Plan Regional de Gobierno 2014-2018. Recuperado de: http://www.goreloslagos.cl/resources/descargas/acerca_de_gore/doc_gestion/Plan_Regional_Los_Lagos.pdf

Servicio Impuestos Internos (s.f). Inicio de una MIPYME. Recuperado de: http://www.sii.cl/portales/mipyme/etapa_de_nacimiento.htm

___________________

[1] Para efectos de este informe, denominaremos  al comercio presente en estos viales como comercio local, asumiendo la posibilidad de un modificaciones durante el proceso investigativo.

[2]   Esta acepción se acerca a las características de los comerciantes locales ubicados en el sector, pero solamente abarca algunos aspectos generales de la misma.

 

width="70"Autor: Alfredo Araya Arancibia

Profesor de Historia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: