Reciente

1er Encuentro Historia Local para profesores de historia de la comuna

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Un pueblo sin memoria está condenado a desaparecer…
un pueblo sin identidad es fácil de dominar.”

El modelo económico capitalista en su fase actual, ha llevado al extremo tecnológico los medios de producción con el propósito de satisfacer las necesidades cada vez más “demandadas” por la población mundial, necesidades que, dicho sea de paso, son en su totalidad creadas por los grandes conglomerados económicos a nivel mundial. En este escenario, las sociedades han sido “educadas” por la cacareada OCDE, figura encargada de velar por los intereses de las plutocracias locales en cada país. Se ha llegado a tal extremo, que en 1997 se inició la uniformidad de la educación en forma planetaria a través de un breve texto denominado “Desarrollo y Selección de Competencia”, texto que debe ser asumido como sacro santo por las economías emergentes, caso contrario, la madre OCDE condena con penas propias del tártaro a quienes la desobedecen e intenten educar de otras maneras posibles.
El Estado chileno, fiel al sistema económico capitalista desde 1810, estableció un modelo educacional cuyo referente era la cultura europea tanto en las artes como en el desarrollo económico; por lo tanto, había que hacer desaparecer cualquier vestigio de cultura originaria, pues ésta era bárbara. De ahí -entonces- que el rol de la educación era civilizar al indígena, al roto, al gañán; civilizar consistía en asumir como propia la cultura europea, la cual estaba asociada al buen gusto, el crecimiento económico y al desarraigo de la cultura local. Como se puede apreciar, el estado del arte de ayer no ha cambiado mucho. No obstante, es bueno preguntarse ¿y dónde están los cómplices europeizantes en la actualidad?, ¿dónde los rotos y gañanes?, ¿dónde se educan estos niños y niñas de caras y manos curtidas?, ¿seguirá siendo la educación un acto de domesticación de individuos sin identidad, funcionales a este gran modelo económico que parece absorberlo todo?
En la actualidad, la educación es un paciente en estado crítico y con mal pronóstico; una nebulosa cubre al sistema educacional y sus actores; éstos han sido enceguecidos por los cantos de sirenas orquestados por la OCDE, a fin de que los civilizados puedan gozar de los beneficios de la globalización en todo su espectro. Así queda de manifiesto en la Ley General de Educación, en los Programas de Estudio emanados del Mineduc en complicidad con los docentes, quienes al ser consultados convierten el rito de consulta en una mañana para el té, pero sin una actitud crítica ante lo que se propone por parte de los tecnócratas, quienes obedecen fielmente al modelo capitalista en su fase actual.
Cabría preguntarse cuál es el estado del arte de la disciplina de las Ciencias Sociales y la Historia en los establecimientos educacionales en la actualidad. De manera genérica, se aprecia que es funcional al modelo social que se ha instalado, ni siquiera se ha aprovechado la pequeña oportunidad de desarrollar aprendizajes claves o competencias en los educando como lo es el pensamiento crítico, por el contrario se ha quedado en los procesos decimonónicos de la memorización, y un poquito más actualizado como lo es la extracción de información explícita y un poquito de implícita.
Revista Marañón, en su afán de contraponer la cultura local a la macdonalización de la realidad, propone a los docentes de Historia y Ciencias Sociales de Vallenar una instancia de encuentro con el propósito de instaurar una pedagogía más cercana a la realidad de los educandos, hablamos de la Historia Local, pues apostamos a que es la única forma de enfrentar y hacer una zancadilla a la globalización, desde lo propio hacer frente a la ameba oscura de la mundialización y globalización. El incauto podrá señalar que los programas de estudio están estructurados para el SIMCE y la PSU, que nada se puede hacer; no obstante, un docente con sapiencia y conciencia por la realidad local sabe muy bien que cada objetivo de aprendizaje, cada unidad planteada en los programas de estudio abren un universo paralelo para conocer y aprehender la realidad local del educando, verbigracia:

“Al estudiar Roma y todas sus características, también permite estudiar el puente de arco en la Quebrada de El Jílguero y la importancia de la piedra angular, o estudiar el proceso de canalización de las aguas en el valle, igual como lo hacían los Romanos y los Incas.”
(Ítalo Chávez Campbell, Profesor de Historia, Liceo PTM, Vallenar)

Vygotsky plantea que todo proceso de aprendizaje se inicia con los conocimientos previos de los educandos, éstos no son una tabla rasa sobre la cual el docente inscribe cada día conocimientos, concepción propia del empirismo inglés cuna del capitalismo; por el contrario, Vygotsky sostiene que los aprendizajes se construyen de manera sociocultural, de ahí -entonces- que la cultura local adquiere una mayor relevancia en tanto el proceso de aprendizaje parte de los conocimientos previos de los niños y niñas, es decir, su Historia Local, Familiar, biográfica, contextualizada en el aquí y en el ahora, la cual le permitirá generar nuevas zonas de desarrollo próximo para nuevos conocimientos que sean más comprensibles, con olor a humanidad a escala local.

La Historia Local no es propiedad de los profesores de Historia, la Historia Local es la historia de la cultura de cada localidad”.
(Álex Díaz Olivares; Profesor de Música Liceo Bicentenerio, Vallenar)

Cuánta verdad encierra la frase del docente, en cada Escuela y Liceo de Vallenar, todas las asignaturas pueden llevar a sus estudiantes a significar su entorno para generar aprendizajes. A las artes en general, le cabe una inmensa responsabilidad en el tratamiento de lo local toda vez que cada calle, cada esquina está plétora de color, de olores, imágenes y sonidos que requieren ser significados para una mejor comprensión de la realidad. Este es el escenario propiciado por Revista Marañón, donde lo cercano es visible para el sujeto y para los demás, donde cada actor es protagonista de su historia y a partir de ella se construye.
El irresponsable con la educación, el que sólo trabaja en educación, pero que no la construye buscará una multiplicidad de excusas para no acercarse a lo local y se quedará sólo con la cultura oficial, y será co-responsable de la alienación en la cual están sumidos la mayoría de niños, niñas y adolescentes en la actualidad, en síntesis, estará colaborando con el modelo propuesto por los grandes consorcios económicos.

“Bruno Zavala Fredes, creó en esta zona escuelas para niñas y niños, hijos de trabajadores mineros analfabetos, cuando esa no era la práctica común de su época”.
(Juan Espinoza Pereira, Profesor de Filosofía, Director Escuela Gualberto Kong Fernández, Vallenar, de su libro: “Bruno Zavala Fredes, Primer Educcionista Atacameño”)

Desde ésta modesta tribuna, nosotros, como Revista Marañón, abogamos por una comprehensión diferente de la cultura, la educación y la identidad de cada localidad, a partir de sí misma.  No es tan global la aldea, como nos cuentan, también se puede conocer la propia realidad, de manera crítica, poética, educativa, artística, sensible, emotiva. Rescatamos el rol de cada habitante de estos cerros semidesérticos, de cada campesino de Alto del Carmen, de cada pescador de las caletas costeras, de los crianceros, que como sombras fantasmagóricas aparecen de vez en cuando entre la camanchaca, de cada caminante pirquinero, de los profesores normalistas, que hicieron luz frotando sus propias manos llenas de amor por el ser humano y de tantas y tantos otros para los cuales la historia global no tiene un espacio, aquí sí, porque ellos somos nosotros.

“En los libros de historia local no aparecen las mujeres, los pobres, los gitanos, los indígenas, los negros, los homosexuales, los niños, etc. ¿Hasta cuándo seguiremos ignorando a la mayoría de nuestras vecinas y amigos?”
(Franko Urqueta T., Investigador Valle del Huasco)

Revista Marañon agradece a todas y todos los profesores asistentes al Primer Encuentro de Historia Local, así como extiende su agradecimiento a todos quienes hicieron posible su realización; finalmente nos planteamos como un espacio abierto de libre opinión, discusión y difusión de nuevas lógica en educación, identidad y cultura local, aceptamos todos sus comentarios y aportes, todas y todos somos la nueva historia local.

Valle del Río Huasco, octubre de 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: